Clínica de medicina estética en Mallorca

Las arrugas de la piel se forman como consecuencia del proceso natural de envejecimiento. A medida que cumplimos años la piel se deteriora, pero este proceso puede ser acelerado por factores ambientales y de comportamiento, como el sol, el estrés, el tabaquismo, la falta de descanso...

Tipos de arrugas

Hay diferentes tipos de arrugas y cada uno tiene su proceso de formación:

1. Arrugas de expresión: rejuvenecimiento con toxina botulínica o Bótox. Este tratamiento nos permite corregir y prevenir la formación de arrugas fundamentalmente en la frente, contorno de ojos (patas de gallo) y entrecejo.

Descripción del tratamiento: son las arrugas que aparecen por la contracción repetida de los músculos faciales. Cuando una persona hace una misma expresión facial repetidamente, se producen unas líneas temporales en la cara. Las líneas temporales con el tiempo pueden convertirse en líneas permanentes. Con el tiempo, la piel pierde su elasticidad y los músculos se vuelven más débiles. Esto puede llevar a la formación de las líneas de expresión y arrugas. La mayoría de las arrugas comienzan como líneas finas, pero con el tiempo se convierten en una arruga. Las arrugas de expresión son:

  • Las arrugas transversales de la frente
  • Las arrugas del entrecejo
  • Las patas de gallo, en la zona externa de los ojos

La prevención es el mejor método para luchar contra las arrugas de expresión. El uso repetido de Botox puede ayudar a prevenir y reducir las arrugas de forma permanente. Cada vez que se vuelva a utilizar el Botox, las arrugas tienden a volverse más finas y menos perceptibles que antes.

2. Arrugas estáticas: las arrugas estáticas se deben a la flacidez de la piel y a la gravedad. Con el tiempo, el organismo es menos eficiente. Las células se renuevan más lentamente y la producción de algunas moléculas pierde intensidad. Estas son:

  • Moléculas de colágeno que garantizan firmeza a la piel
  • Moléculas de elastina que le dan elasticidad
  • Las patas de gallo, en la zona externa de los ojos

También baja el ritmo de producción de las glándulas sebáceas que fabrican el sebo: la piel pierde densidad y se deshidrata.

El aspecto joven depende de la elasticidad de la piel, es decir, la propiedad de recobrar su forma con la tracción.

Las arrugas estáticas son:

  • Las arrugas de tristeza (desde las comisuras de la boca hasta la barbilla)
  • Los surcos nasogenianos (desde las alas de la nariz hasta las comisuras de la boca)
  • Las arrugas del cuello y escote

Cómo tratar las arrugas

Cada zona del rostro se debe tratar de forma diferente:

  • El Bótox® o Toxina Botulínica tipo-A es el tratamiento estético recomendado para eliminar o atenuar temporalmente las líneas de expresión situadas en el tercio superior del rostro: entrecejo, frente y “patas de gallo”.
  • Para arrugas profundas o surcos faciales se inyectan productos naturales reabsorbibles en el rostro de forma sencilla y segura, puede ser ácido hilurónico, hidroxiapatita cálcica (Radiesse®) o ácido poliláctico. Con este tratamiento podremos eliminar arrugas, generar o recuperar volúmenes y revitalizar el rostro. El relleno facial consiste en la infiltración de sustancias para rejuvenecer la piel y reponer el volumen a aquellas zonas donde se ha reducido el tejido facial. Puede aplicarse en distintas zonas de la cara según el efecto y resultado que se pretenda obtener. Las zonas suelen ser: labios, pómulos, pliegues nasolabiales, surco nasogeniano, mentón, área mandibular, líneas de marioneta, ojeras.
  • Las arrugas del cuello y escote